Türkiye en llamas: incendios forestales en medio de una ola de calor

Incendios forestales azotan a tres provincias

Türkiye enfrenta una situación crítica con veinte incendios forestales que afectan a tres provincias del país en medio de una intensa ola de calor. Los bomberos, con apoyo de aviones y helicópteros, han estado luchando contra las llamas desde el fin de semana, según lo informado por el ministro de Agricultura y Silvicultura, Ibrahim Yunakli. Aunque la mayoría de los incendios están bajo control, las autoridades se mantienen alerta ante esta emergencia.

Foto: EFE

Investigación en curso: causas del fuego

Las autoridades turcas están llevando a cabo investigaciones para determinar las causas de los incendios en las provincias sureñas de Hatay y Mersin, así como en Canakkale, situada en la región noroeste del país. El ministro de Justicia, Yilmaz Tunç, ha anunciado en su cuenta de Twitter que dos personas fueron detenidas por sospechas de provocar el fuego en el distrito de Belén, en la provincia de Hatay, la cual todavía se recupera de los devastadores terremotos ocurridos en febrero pasado.

Evacuación de viviendas amenazadas

La provincia de Mersin, donde el fuego sigue activo, ha organizado la evacuación de 373 viviendas que están en peligro por las llamas. El rápido avance de los incendios forestales en Çanakkale, declarados el día anterior, se ha visto favorecido por fuertes ráfagas de viento que han azotado la zona, dificultando las labores de control y extinción.

Ola de calor en Türkiye

Al igual que otros países de la región, Türkiye se enfrenta a una severa ola de calor con temperaturas máximas que rondan los 35 grados Celsius en promedio. En algunas áreas, como Hatay, el termómetro ha alcanzado los 38 grados, y se espera que en Mersin alcance los 40 grados hoy, según los pronósticos meteorológicos.

La batalla contra las llamas continúa

Las autoridades, junto con los bomberos y equipos de emergencia, continúan trabajando arduamente para controlar y extinguir los incendios forestales que amenazan a las comunidades y la biodiversidad de las áreas afectadas. La situación es crítica y se requiere de un esfuerzo conjunto para proteger y preservar el patrimonio natural de Türkiye y la seguridad de sus ciudadanos.

Concienciación y prevención

Este lamentable suceso destaca la importancia de la concienciación y prevención en materia de incendios forestales. La educación y preparación ante situaciones de emergencia pueden marcar la diferencia en la protección de los bosques y la mitigación de daños. Asimismo, es fundamental tomar medidas para evitar acciones humanas irresponsables que puedan desencadenar estos desastres naturales. La responsabilidad de todos es clave para preservar nuestro entorno y garantizar un futuro sostenible para Türkiye y el planeta.

(Con información de Prensa Latina)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *