Lluvias e inundaciones: Semana de desastres en China

Inundaciones tras tifones Doksuri y Khanun dejan destrucción y pérdida de vidas

La Provincia de Jilin, en el noroeste de China, ha experimentado un dramático despertar esta mañana, con un total de 23 mil personas evacuadas. Este marcado evento culmina una semana de desastres naturales en el gigante asiático, dejando a su paso alrededor de 78 víctimas mortales.

Imagen tomada de Prensa Latina

Impacto de lluvias y tifones en China

Las intensas lluvias y las posteriores inundaciones, causadas primero por el tifón Doksuri y luego por el recién llegado tifón Khanun, han resultado en daños millonarios en varias áreas. Estos desastres han abarcado desde la destrucción de miles de hectáreas de cultivos hasta el colapso de numerosas viviendas.

Tragedia y dolor en el rastro de las lluvias

Las precipitaciones récord que azotaron el norte de China tuvieron consecuencias trágicas, con un balance oficial de al menos 78 vidas perdidas, según los informes de las autoridades del país. La capital, Beijing, reportó 33 fallecimientos, mientras que la provincia vecina, Hebei, notificó 29 muertes debido a las condiciones desastrosas.

Respuesta gubernamental y asistencia financiera

Para hacer frente a esta crisis, los ministerios de Hacienda y Gestión de Emergencias han asignado una suma significativa de mil 460 millones de yuanes (más de 200 millones de dólares) con el propósito de brindar apoyo a las personas afectadas en las regiones de Beijing, Tianjin, Hebei, Heilongjiang y Jilin. A lo largo de la semana pasada, el gobierno chino también ha destinado fondos considerables para respaldar las labores de rescate y mitigación de inundaciones en la zona.

Desafíos extremos en Beijing y Hebei

En la capital, Beijing, las lluvias recientes han sido las más intensas registradas en 140 años. Estas precipitaciones han causado estragos especialmente en los distritos montañosos al oeste de la ciudad. Según el vicealcalde Xia Linmao, en una rueda de prensa, los daños son considerables: 147 mil casas gravemente dañadas y más de 15 mil hectáreas de cultivos sumergidas. Estas cifras son susceptibles de cambio a medida que avanzan las operaciones de socorro.

Hebei: Recuperación a largo plazo

En la provincia de Hebei, los expertos estiman que se necesitarán al menos dos años para una recuperación completa tras esta temporada de lluvias torrenciales. Las pérdidas económicas en la región se cuantifican en 95,81 millones de yuanes (alrededor de 13,38 millones de dólares), aunque aún se está evaluando el alcance total del desastre. Las inundaciones han afectado a unos 3,89 millones de personas y han causado daños a un total de 319 mil 700 hectáreas de cultivos, de las cuales 131 mil 500 han sido destruidas.

Tragedias adicionales en China

En esta misma semana, China también ha lamentado siete víctimas mortales debido a una inundación repentina en una sección del río Longxi, un área turística en la provincia suroccidental de Sichuan. Por otro lado, en los suburbios de Xi’an, la capital de la provincia noroccidental de Shaanxi, dos personas fallecieron y otras 16 siguen desaparecidas debido a un deslizamiento de rocas y lodo causado por las intensas precipitaciones.

Continuidad de desastres en Asia

Las lluvias e inundaciones persisten en el continente asiático, mientras el tifón Khanun avanza después de afectar a otras naciones de la región.

La semana pasada ha sido testigo de una serie de devastadores desastres naturales en China, con lluvias intensas e inundaciones causadas por tifones. Estos eventos han dejado una trágica estela de destrucción y pérdida de vidas en varias provincias.

(Con información de Prensa Latina)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *